Preguntas Frecuentes

Entre sus años como gobernador, Jerry Brown fue el alcalde de Oakland – la ciudad que ha llamada su hogar por años. Así que el 7 de febrero, llegaremos en vigor a su pueblo natal para decirle que él no es un líder climático si sigue permitiendo que la industria del petróleo y gas expande en California. En medio de la peor sequía en la historia de California, Brown sigue permitiendo la extracción de petróleo y gas – un proceso que requiere de muchísima agua- la promoción del fracking, y el transporte de arenas bituminosas y petróleo del esquisto Bakken. Eso no es liderazgo climático.

En marzo de 2014, miles de personas de todo el estado se reunieron en Sacramento para exigirle al gobernador Brown que prohibiera el fracking. El éxito de la movilización ha construido una fuerza en nuestro movimiento y a creado un espacio para conectarse con y aprender de otros resistiendo fracking, este evento marcó la expansión de la energía colectiva de nuestro movimiento. Ahora, un año después, vamos a mandar el mismo mensaje aún más fuerte en la ciudad natal de Brown: necesitamos un liderazgo climático real.

El fracking, o fracturamiento hidráulico, es el proceso de inyectar millones de galones de agua, arena y sustancias químicas tóxicas bajo tierra a alta presión profundamente en la tierra. Fracking rompe formaciones de roca para permitir la extracción de petróleo y gas.Aúnn también puede contaminar el aire local y el agua y poner en peligro la salud humana.

Para más información, lea estas preguntas frecuentes específicamente sobre fracking:

Fracking se ha documentado en 10 condados de California – Colusa, Glenn, Kern, Los Ángeles, Monterey, Sacramento, Santa Bárbara, Sutter, Reyes y Ventura. Las compañías petroleras también han utilizado el proceso de fracking en pozos costa afuera en el océano cerca de la costa de California, desde la playa Seal hasta el canal de Santa Bárbara. En el condado de Kern, el cual es el principal productor de petróleo en California, Halliburton estima que el 50 por ciento a 60 por ciento de los nuevos pozos de petróleo están usando el proceso de fracking. Fracking puede haber sido utilizado en otras partes de California, ya que los funcionarios estatales no han supervisado o seguido la práctica hasta hace poco.

El aumento de los precios del petróleo están impulsando el interés en la explotación de petróleo en el esquisto de Monterey con el fin de usar estas técnicas de extracción de combustibles fósiles extremos como fracking. Esta formaciones geológicas bajo las cuecas de San Joaquín y Los Ángeles pueden contener un estimado de 13,7 mil millones de barriles de petróleo de esquisto recuperable. Si el fracking o técnicas similares no están prohibidas en el estado, pronto podríamos experimentar un auge petrolero extremadamente peligroso en California.

Fracking emplea rutinariamente numerosos productos químicos tóxicos, incluyendo el metanol, benceno, naftaleno y trimetilbenceno. Cerca del 25 por ciento de los productos químicos usados para el fracking podrían causar cáncer, según los científicos de la organización ‘Endocrine Disruption Exchange,’ la cual es la única que se enfoca principalmente en la salud humana y los problemas ambientales causados por la dosis baja y/o la exposición ambiental a las sustancias químicas que interfieren con el desarrollo y la función, llamados disruptores endocrinos. La evidencia está creciendo por todo el país indicando que estos productos químicos están entrando los acuíferos y el agua potable.

La calidad del agua también puede ser amenazada por la contaminación de metano conectado a la perforación y la fracturación de las formaciones rocosas. Este problema se ha destacado por imágenes de personas en las zonas donde fracking está ocurriendo prendiendo fuego a su agua de los grifos de la cocina que está contaminada con metano.

Fracking también puede poner a personas a daño por exposición a plomo, arsénico y radiactividad que regresan a la superficie en forma de retorno del flujo fluido del fracking. Fracking también requiere una enorme cantidad de agua, y porque la agua residual del fracking contiene toxinas peligrosas generalmente no se puede limpiar y reutilizar para otros fines. Especialmente durante una sequía histórica, no podemos darnos el lujo de eliminar permanentemente cantidades masivas de este preciado recurso de agua de nuestro estado.

Fracking puede liberar hidrocarburos del petróleo peligrosos, incluyendo benceno, tolueno y xileno. Puede aumentar los niveles de ozono a nivel del suelo, un factor de riesgo para las enfermedades respiratorias. Los contaminantes en agua residual del fracking también pueden entrar nuestro aire cuando esa agua que se dispone en pozos de desechos y luego se evapora. La contaminación del aire causada por fracking puede contribuir a problemas de salud en las personas que viven cerca de sitios de perforación de gas natural, de acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Colorado.
Fracking y técnicas similares con frecuencia liberan grandes cantidades de metano, un potente gas de efecto invernadero que es al menos 86 veces más eficaz en atrapando el calor que el dióxido de carbono durante un período de 20 años. Fracking también permite el acceso a los enormes depósitos de combustibles fósiles, una vez fuera del alcance de perforación. En California, el aumento de los precios del petróleo están impulsando el interés en usar la técnica de fracking en el esquisto Monterey, una formación geológica bajo las cuencas de San Joaquín y Los Ángeles, que puede contener un estimado de 13,7 mil millones de barriles de petróleo de esquisto recuperable.

Además, una gran parte del petróleo de California es sucio, crudo pesado. El ‘California Air Resources Board’ califica muchos de los campos petroleros del estado como tan intensiva en carbono como petróleo de las infames arenas bituminosas de Alberta. Así como California se esfuerza por liderar la lucha para evitar un cambio climático catastrófico, ¿por qué debemos facilitar la liberación de carbono en miles de millones de barriles de petróleo intensivo en carbono que actualmente está secuestrado con seguridad en nuestras formaciones de esquisto? No deberíamos.

Fracking está muy mal regulada a nivel federal. En 2005 el Congreso eximió la mayoría de tipos del fracking de la Ley federal de Agua Potable Saludable limitando severamente las protecciones para la calidad del agua. En abril de 2012 la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos definió nuevas normas de la Ley de Aire Limpio llamados “Estándares de Desempeño de Nuevas Fuentes” que van a limitar los contaminantes del aire de los pozos del fracking para gas. Sin embargo, las reglas no se aplican a los pozos de petróleo, no establezca límites de liberación de metano – y no entrarán en vigor hasta el año 2015. En consecuencia, la regulación del fracking se cae en las manos de los estados.

En septiembre 2013 el gobernador de California, Jerry Brown firmó una ley llamada SB 4, que dará lugar a regulaciones muy laxas sobre fracking en California. La ley requiere que el Departamento de Conservación de la División de Petróleo, Gas y Recursos Geotérmicos (DOGGR) establece regulaciones a partir de enero de 2015. DOGGR ha propuesto regulaciones débiles, y además favorables a la industria que va a hacer muy poco para proteger a la salud pública o el medio ambiente del fracking.

DOGGR también esta requerido a llevar a cabo un estudio científico de los efectos del fracking y otras técnicas de extracción de combustibles fósiles extremas en enero de 2015, así como una declaración de impacto ambiental antes del julio de 2015. Crees que es irresponsable el proyecto de escribir reglamentos sin conocer las potenciales amenazas de la actividad que está regulando? Nosotros también.

El resultado final: Fracking es una práctica intrínsecamente peligrosa, y la única manera de protegernos es detener el uso de esta técnica tóxico. Es por eso que estamos pidiendo al gobernador que prohíbe el fracking en California.

Sí, pero las técnicas del fracking de hoy son nuevas y plantean nuevos peligros. Los cambios tecnológicos han facilitado una explosión de perforación en áreas donde, hace una década, las empresas no podrían recuperar el petróleo y el gas de forma rentable.
La perforación direccional, por ejemplo, es una nueva técnica que ha ampliado enormemente el acceso a formaciones rocosas. Compañías también utilizan grandes volúmenes de líquido para llenar pozos horizontales, así que a veces se extienden por kilómetros. Los productores de petróleo y gas están utilizando nuevas mezclas de químicos colectivamente llamados “slick water” que permiten que el fluido de inyección fluya con rapidez, suficiente para generar la alta presión necesaria para romper la roca.

Además, si la explotación del petróleo comienza a gran escala en California, es muy probable que suceda a través de una combinación del fracking y la acidificación. La acidificación, es otra técnica de extracción de combustibles fósiles peligrosamente extrema, es similar al fracking, pero emplea el ácido fluorhídrico o clorhídrico para disolver la roca para liberar el petróleo y el gas. La acidificación contamina nuestro aire, y el ácido fluorhídrico es una sustancia peligrosa que puede derramar y causar accidentes mortales.

Así como los métodos del fracking han cambiado y han expandido, también lo ha hecho la amenaza para la salud pública y el medio ambiente.

La marcha es definitivamente ideal para familias. Tenemos permiso para la marcha.
Usted debe traer:

  • Ropa azul
  • Letreros
  • Megáfonos
  • Instrumentos Musicales
  • Zapatos para caminar
  • Bocadillos/Comida
  • Agua

Usted no debe traer:

  • Armas de cualquier tipo
  • Drogas o contrabando ilegal
La Marcha por un Liderazgo Climático Real está organizada por una coalición de grupos de todo California. La lista completa de los socios está disponible aquí.
Si quieres apoyar la marcha y no puede asistir en Oakland, puedes apoyar la acción en un número de maneras diferentes. Si usted es parte de una organización que le gustaría ayudar a anunciar el evento, regístrate aquí.. Si no puedes ir, pero quieres asegurarte que alguien más pueda ir, haz clic aquí para hacer una donaciónpara cubrir el costo de un asiento en el autobús.
El gobernador Jerry Brown ha sido un líder en California desde hace décadas. Gobernador Brown ha sido llamado un montón de cosas: el gobernador Moonbeam, un radical, un líder climático. El gobernador Brown que sabemos ahora fue elegido para llevarnos a un nuevo capítulo en California. Bajo su liderazgo durante los últimos 4 años, hemos visto regulaciones débiles aprobadas para el fracking, hemos visto a comunidades sufrir por falta de agua, y hemos sido testigos de un gobernador que ha tomado decenas de millones de una industria de petróleo y gas que quiere que sigamos siendo adictos a los combustibles fósiles.

Gobernador Brown ha dicho: “Nada es más fundamental que el agua.” Si él realmente cree en eso, ¿por qué está permitiendo 100-400000 galones de agua limpia para fracking en lugar de mantenerla para nuestras comunidades? En medio de una sequía causada por cambios climáticos, estamos removiendo del ciclo hidrológico agua limpia con el fin de extraer y quemar combustibles fósiles que harán que esta sequía empeora. Estamos concentrados en el gobernador Jerry Brown porque californianos necesitan un liderazgo climático real para detener los impactos locales y climáticas de fracking.

Estamos trabajando en asegurar que esta marcha y movilización sean accesibles para todos los que quieran unirse a nosotros. Por favor contacte a Brianne en bhodson@fwwlocal.org si necesitas acomodaciones especiales.
La marcha será el 7 de febrero, a las 11:30. Vamos a comenzar en la Frank Ogawa/Oscar Grant Plaza, la calle 14 y Broadway, Oakland, CA

Help spread the word

Already signed up for the march, and want to help spread the word to your family and friends?

Use the buttons below to tell them to join you on February 7th in Oakland to demand REAL climate leadership.


Share on Facebook ► E-mail your friends ► Share on Twitter ►

Get to the March

Interested in coming, but unsure about how to get here? We've got you covered.

Getting to Oakland

Connect With Us